Casi todo negocio o empresa moderna, durante los últimos años, ha pasado por un rediseño de sitio web en su vida. Ya sea por una renovación de marca, lanzamiento de producto, adaptación a móvil o solo para incrementar la eficacia del sitio. Un rediseño es una gran manera de recargar y  dar un respiro de vida nueva a su presencia en línea.

La mayoría de las empresas se someten a un rediseño cada 6 meses a 2 años.

Pero no todas las buenas intenciones terminan bien ya que aproximadamente 1/3 de las personas, no estaban contentos con su último rediseño del sitio web. Y peor aún, el 38% de rendimiento del sitio web de las empresas no mejoro después de un rediseño. Así que ¿Por qué pasar por todo el dolor con tan poca ganancia?

Un rediseño debe hacerse únicamente con las razones correctas. Así que tal vez la insatisfacción con muchos rediseños se deriva del hecho de que fueron con razones equivocadas.

No caigas en la trampa. Aquí hay 7 razones terribles para rediseñar tu sitio web. Hay ocasiones donde solo es necesaria una actualización de contenidos, hay que ser inteligentes y hacer la decisión correcta.

1.”Han pasado 8 meses desde mi último rediseño”

El hecho de que veas tu sitio web cientos de veces al día no significa que sus visitantes lo hagan. Cuando visitas tu propio sitio web con tanta frecuencia es fácil sentirse cansado de verlo. Empiezan a salir detalles. Pequeños detalles. Entonces se convierten en un montón de cosas en el que el único camino posible para arreglarlas es de un solo golpe. De repente, te encuentras en el profundo abismo oscuro de un proyecto de rediseño.

2. “Porque mi jefe lo pidió”

No muchos directores tienen una sólida formación de marketing en internet o un profundo conocimiento de lo que realmente hace que un sitio web funcione. Muchas veces se mira desde el punto de vista de la marca. Que no está del todo mal, la marca es una parte importante del sitio pero también lo es la generación de ingresos que esta crea. Después de todo, las imágenes bonitas y declaraciones de marca no siempre traen dinero en efectivo.

3. “Mi sitio web no tiene chispa”

Más llamativo no es siempre lo mejor. Sobre todo cuando no se añade ningún valor real para el visitante. Los mejores sitios a menudo son los más simples. Elementos multimedia y gráficos complejos, que por muy buenos que sean pueden conseguir realmente el objetivo. No podría decir cuántas veces he visto rediseños de sitios web atascados por que el “slider” de la página de inicio no es lo suficientemente atractivo. Los visitantes no entran a tu sitio web para ver el “slider”, créeme.

4. “No es Pixel-Perfect”

Es muy importante cuidar la calidad. Pero he visto muchos clientes que se obsesionan con cada pixel cuadrado de su sitio (firmas de correos, anuncios, banners, etc.). No por tener todos los pixeles perfectos es de pronto mejor, alarga interminablemente el proyecto.

5.Quiero que se vea igual que Apple”

El hecho de que cierto diseño funciono para una compañía no significa que va a funcionar para ti. Es muy buena idea obtener inspiración de otras fuentes, especialmente si lo haces antes de rediseñar pero implementar ciertos factores de diseño, porque son de agrado (sin servir a un propósito en general)  solo entregará resultados fallidos.

6. “La competencia actualizo el suyo”

Seamos honestos. Probablemente visitas los sitios web de tus competidores más a menudo de lo que te gustaría admitir. Es bueno mantenerlos en la mira pero no obsesionarse con ellos. En lugar de preocuparse por su sitio, ve y haz algo que ellos no estén haciendo. Deja que rediseñen su sitio, mientras tu construyes recursos de alto valor en contenido que atrae a cientos de clientes potenciales.

7.Tenemos que mejorar nuestro SEO”

Mientras que el tráfico es la métrica más seguida con frecuencia, menos del 10% de compañías rediseñan su sitio web para mejorar la generación de oportunidades. ¿Para qué incrementar el tráfico sin convertir esos visitantes en suscriptores o clientes?

Si lanzas un sitio web optimizado para búsqueda, es posible que aparezca una ventana emergente en el ranking y resultados. Pero no va a durar al menos que construya una base de contenido regular. Los buscadores aman los sitios que utilizan blogs, ofertas frescas y contenido valioso que es escrito para personas y no robots.

Cuando pienses en rediseñar tu sitio, permítenos evaluar primeramente el problema, muchas veces si es necesario comenzar de nuevo pues la plataforma o lenguaje sobre el cual tu sitio fue diseñado ya es obsoleto, o porque la cantidad de contenido a modificar es tan grande, que es más sencillo crear un sitio nuevo, también en posible que el rediseño le de la capacidad a tu sitio de ser visto de manera apropiada en dispositivos móviles, a través de un diseño responsivo (algo sumamente necesario en estos tiempos, con más del 50% del tráfico a sitios viniendo desde dispositivos móviles…pero esa es otra historia.)

 

 

- Miriam Michel

0 Comment

Leave a Comment

Your email address will not be published.