122 Views

Debemos aprender y aceptar (aunque nos duela) que la mercadotecnia actual, no es una guerra de productos, es una guerra de percepciones. ¿Qué percepción tienen tus clientes sobre tu producto? ¿Qué opina tu competencia sobre tus servicios? Podremos tener el mejor producto en el mercado, y al mejor precio, pero si nuestro mercado no nos percibe como una buena opción, a través de nuestra imagen corporativa, diseño gráfico, publicidad, establecimiento, presencia, no nos darán la oportunidad de demostrarlo.