Mi experiencia como Project Manager

por | Ene 15, 2021 | Blog

 803 Views


Comencé a trabajar manejando proyectos hace algunos años y eso me ha brindado la oportunidad de aprender muchas cosas a nivel personal y laboral. Siempre me ha gustado poder interactuar con personas y apoyar en lo que pueda, por lo que, al comenzar a trabajar en mi puesto en Porta me sentí emocionada.

Claro que no todo ha sido color de rosa, siempre hay momentos inesperados y en los que hay errores de los que se aprende. Uno de mis primeros errores fue pensar que todos entendían desde mi punto de vista. Esto aplica tanto con los clientes como con mis compañeros. Al pasar la información para que se realice un diseño o se redacte un texto, debo pasarla completa y detallada. Al principio me pasó que redactaba explicando lo que se necesitaba hacer, y al tener el resultado, era algo diferente a lo que había solicitado, sin embargo, se apegaba de alguna forma a la solicitud. Esto me pasaba porque existen muchas interpretaciones a las palabras, así que al ser un intermediario tienes que ser mucho más específico de lo común, si no se vuelve un teléfono descompuesto y el proceso se atrasa.

A pesar de que el proceso puede ser parecido manejando proyectos, cada marca es diferente, la historia detrás, las personas que la conforman y los objetivos que se tienen. Por esto, ayuda mucho analizar cada proyecto y brindar al cliente lo que necesita. Algunos clientes pueden darle valor a comunicarse constantemente por llamadas, otros clientes a que se respeten sus tiempos de trabajo y te dirijas por correo para que lo revisen cuándo puedan tener su mente despejada. Por eso es importante pensar o preguntar qué es lo que el cliente necesita, creo que esa personalización es la que hace la diferencia.

Es muy importante darle al cliente la confianza de que lo que se busca es apoyarlos. Entender que su empresa es algo que ellos crearon y han visto crecer y no es fácil compartir su cuidado en otras manos, por lo que el ser siempre éticos, empáticos y honestos es la mejor manera de presentarse ante cualquier proyecto.

Aparte de apoyar al cliente, es fundamental apoyar a los compañeros. Tengo la suerte de trabajar con personas con las que me siento en confianza, que son profesionales y me inspiran. Es muy importante revisar cómo se puede apoyar para que el trabajo fluya mejor. Desde la forma en que se piden las cosas, hasta a la hora de prometer algo al cliente, siempre hay que consultarlo con ellos. Ese es el chiste de ser un equipo, todos deben ser tomados en cuenta.

Considero que el ser Project Manager es un puesto muy dinámico, y me gusta ya que constantemente estoy en contacto con todos mis compañeros y conozco a nuevas personas que son nuestros clientes. Sigo aprendiendo, pero sé que lo que he aprendido hasta ahora es algo que quiero seguir aplicando no solo en el ámbito laboral sino también en el personal.

Por: Carolina Moreno Riguetti
Porta Creative