Porta Creative

Las Historias Que Nos Contamos a Nosotros Mismos – Un Mensaje Sincero Para Los Emprendedores Allá Fuera


Tus amigos y familiares dicen que has recorrido un largo camino y admiran tu éxito. Definitivamente no estás en el mismo lugar que cuando comenzaste tu negocio, pero la cuestión es que tu mente te dice lo contrario, aún no estás donde pensabas que estarías en este momento. Tómate un momento para reflexionar sobre la historia que te cuentas a ti mismo sobre tu negocio.

La línea de tiempo imaginaria a la que intentas ceñirte (por cualquier razón que puedas tener), puede estar afectando tu progreso. En tu cabeza, has establecido de antemano cómo deberían desarrollarse las cosas. Y esto incluso podría estar afectando tu salud mental.

Tu historia de emprendimiento

Esta historia es muy importante, y es única para ti. ¿Qué historia te estás contando a ti mismo? ¿Cómo se ve esa línea de tiempo para ti? Y la pregunta más importante, ¿QUIÉN LA CREÓ?

¿Diseñaste esta línea de tiempo tú mismo? ¿O la adoptaste de alguien más, alguien a quien admiras y sigues? ¿Podría estar relacionada con las expectativas de tu familia?

Tómate un momento para reflexionar sobre estas preguntas.

Las historias que te cuentas a ti mismo deberían servirte como motivación. Asegúrate de que tu línea de tiempo y tus metas estén alineadas con tu bienestar. ¿Tu historia te está llevando hacia un número específico, un lugar o una emoción? Cuestiona su autenticidad.

Reescribe tu historia

Reflexiona hoy, reescribe tu historia, edita la línea de tiempo. Permítete mirar hacia atrás y celebrar lo lejos que has llegado.

Sé honesto contigo mismo: ¿Cuáles son tus sueños? ¿Cuáles elegiste en el camino porque se esperaban de ti?

Me encantaría conocer tu historia y ayudarte a reescribirla. Conectemos.

-Miriam